2016-La Asociación: Antecedentes y Creación

Samara es un pequeño e idílico pueblo en la península de Nicoya en Guanacaste Costa Rica. El pueblo tiene aproximadamente 4300 habitantes, que viven de la pesca, agricultura, ganadería y especialmente del turismo. Guanacaste goza de un alto nivel de inversión extranjera, pero al mismo tiempo es una de las regiones más pobres de Costa Rica, con los mayores índices de pobreza y desempleo. Está confirmado por las estadísticas oficiales, que 40.9% de las familias en nuestra región viven en la pobreza y un gran número desconocido, muy cerca del límite de la existencia.

Para niños y jóvenes tiene poco significado la palabra Ocio. Además los bajos ingresos de los padres, tienen como consecuencia, que ellos no tengan la capacidad para apoyar financieramente los eventuales pasatiempos de sus hijos.

La mayoría de las familias viven del turismo. Por un lado es muy positivo porque genera muchos puestos de trabajo, pero por otro lado también genera una gran problemática, como el incremento de los precios para la existencia básica suba exageradaente y que muchas personas pierdan su trabajo durante la temporada de lluvia.

Un ejemplo práctico: un salonero gana apróximadamente 1400 colones por hora, que son equivalentes a unos 2.60 Dólares por hora y un salario mensual de 450.00 Dólares. Un sencillo apartamento con dos cuartos cuesta al menos 450.00 Dolares y las compras para alimentos para una semana, artículos de hígiene y necesidades infantiles, como pañales  suma fácilmente  90.00 Dolares por semana. Así se sobrentiende muy rápido que muchas familias luchan duro para alimentar y cubrir las necesidades más básicas. Dinero para pagar una guardería u ocios de los niños no son posibilidades para un gran número de familias locales.

La “Guardería Amapola” fue fundada en el año 2015 y es la primera guardería para niños pequeños. Actualmente recibimos hasta 14 niños por día. En el curso de este año, muchas familias que necesitan una ayuda para cuidar de sus hijos nos visitaron para obtener más información. Aunque les gustó mucho, lamentablemente la inscripción no se realizó por falta de dinero para pagar la cuota. Eso queremos cambiarlo con el proyecto “Alas para los niños de Sámara”. Con la experiencia ya adquirida, investigaciones y conversaciones con los padres, vemos la necesidad urgente, de hacer más para las familias de Sámara y sus hijos.

En Samara hay 308 niños de 0-4 años, 287 de 5-9 años, 285 de 10-14 años y 335 que tienen 15-19 años. Son 1’215 niños, solo en los barrios cercanos, a los que vamos a ayudar y a apoyar.

El proyecto debe permitir que muchas familias puedan, gracias a becas, beneficiarse de una guardería económicamente accesible, que ofrezca una educación sostenible, un aprovechamiento significativo de ocio para niños y jóvenes como puestos de trabajo seguros con una remuneración justa para los empleados.

En este momento la guardería se encuentra en una casa pequeña que también se utiliza como vivienda de residencia por la cual pagamos una renta muy alta que no incluye ningún gasto adicional como luz, agua y mantenimiento. Dado que esperamos un crecimiento de niños en la guardería, tenemos que garantizar en primer lugar un alojamiento adecuado a las necesidades de los niños y recursos para las clases de deporte.

Para realizar este proyecto, dependeos de ayuda y apoyo de patrocinadores, ya sean personas privadas, empresas u organizaciones sociales.